Modo día

Éste último año ha sido conocido por una gran diversidad de cosas o sucesos, uno de ellos es, sin duda alguna, el auge de un nuevo mercado, el ya conocido como mercado de las criptomonedas.

Encabezadas por el Bitcoin (creado en 2009 por alguien que usaría el seudónimo de Satoshi Nakamoto, de quien se sigue desconociendo la identidad real). Las criptodivisas han tenido un año repleto de subidas y bajadas que han derivado en cierta confusión, incluso refiriéndonos a expertos, tanto en el ámbito de la economía como en el de la tecnología.

Uno de los problemas que ha sufrido éste nuevo mercado reside en el hecho de que mucha gente haya confundido el Bitcoin con las propias criptomonedas, llegando a pensar que cualquier criptodivisa forma parte de esta o servicios similares. La realidad es que detrás del Bitcoin hay un gran número de monedas con diferentes utilidades, se trata de las denominadas altcoins. Algunas de estas sí que han aumentado de valor y popularidad durante estos últimos tiempos, como podría ser el caso de Ethereum, Ripple, Stellar y demás.

Éste increíble aumento tan avanzado, en términos de popularidad que han tenido las criptomonedas, llegó a un punto incluso preocupante, ya que podía recordarnos a acontecimientos producidos tiempo atrás y a los cuáles nadie quiere regresar. Por todo ello ha surgido una gran diversidad de opiniones que mencionaba con anterioridad, entre quienes defienden el uso que puede proporcionarnos esta nueva tecnología, y los que la califican de una nueva corriente especuladora sin más.

La realidad es que estamos ante una etapa decisiva, tecnológicamente hablando, en la que podría tener mucha importancia este nuevo mercado, como lo tuvo en su día la llegada de Internet.

En cuanto a las voces de alarma que ya hablan de un mercado muerto, cabría recordar el precio al que estaba Bitcoin (por poner el ejemplo más simple) hace exactamente un año, 2700 dólares aproximadamente, lo que significa que ha tenido un aumento de más de un 160%. Es cierto que ha sufrido una gran caída desde Navidad, aunque no es la primera vez que sucede con este mercado, de hecho, siempre que se escapa de una crisis similar casualmente volvíamos a ver una subida histórica.

Nadie puede predecir qué pasará, y es que como con cualquier cambio revolucionario, lo que está claro es que de ninguna manera estamos hablando de un mercado muerto, igual que tampoco se puede referirse a el como simple especulación, ya que es real que se trata de una nueva tecnología con una cantidad de usos que ni imaginamos.

El mundo ha de entender bien qué son las criptomonedas, cuáles son sus ventajas, para qué podrían ser utilizadas y recordar que Bitcoin es solo una más, siendo conscientes de que el día de mañana cualquier otra moneda podría tomar el relevo y convertirse en la más usada, algo que hoy sería incomprensible para muchos.

Test 1&1

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here