Modo día

Pablo Casado (Palencia, 1 de febrero de 1981) es el nuevo presidente del PP y por consiguiente un serio candidato a la presidencia del Gobierno en los próximos años. Se ha impuesto en el Congreso celebrado hoy, en el que han participado 3082 compromisarios, a Soraya Sáenz de Santamaría por 1701 a 1250 votos.

Casado ha contado para el diseño de las políticas de su programa económico con el economista Daniel Lacalle, doctor en economía y gestor de fondos de inversión.

Es un programa de corte claramente liberal y cuyas líneas principales se basan en un bajada general de impuestos con un fin de estímulo empresarial que lleve a una mayor creación de empleo. Pretende bajar impuestos tanto a particulares como a empresas.

En ese sentido propone bajar el IRPF al 39%, así como llevar a cabo una bajada del impuesto de sociedades del 25% actual a un 10% de forma gradual. Todo esto con el claro objetivo de incrementar el beneficio de las empresas, la inversión y actividad y por extensión el empleo. Además con esta bajada y el incremento de actividad se alcanzaría una mayor recaudación vía IVA.

Otra de las banderas de su programa, y una propuesta muy popular entre sus partidarios, es la eliminación de los impuestos de sucesiones y donaciones y patrimonio, al considerarlos ideológicamente injustos e inmorales.

Aparte de las bajadas de impuestos también tiene otras líneas en su programa económico.
Ha hablado mucho de la mejora en la eficiencia de las administraciones públicas, mostrándose favorable a políticas como la del establecimiento de incentivos por objetivos al funcionariado.

Por otro lado también apuesta por incentivar la natalidad introduciendo políticas de ayudas a la familia. La sostenibilidad del sistema de pensiones y del Estado de bienestar preocupa. En el futuro, con la tendencia de envejecimiento de la población actual escasearán los contribuyentes lo que hará peligrar el sistema. Casado apuesta por luchar contra esa tendencia a la baja de la natalidad y ese inevitable envejecimiento de la población.

Por último aboga por establecer un control más férreo del fondo de liquidez autonómico. Un fondo creado con el objetivo de que las CCAA con problemas de pagos a proveedores no se vieran obligados a acudir a los mercados, que iban a exigir unos intereses más elevados.

Observamos pues que las líneas principales del programa económico de Casado buscan la bajada de impuestos y el incremento de los beneficios y la inversión empresarial, con el fin último de dinamizar el empleo, el crecimiento y el emprendimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here