Modo día

Mucho se habla de la inteligencia artificial (IA) y muchos son los usos que se le pueden dar. Por ejemplo, Japón, en los Juegos Olímpicos de 2020, usarán este tipo de tecnología para el reconocimiento facial de los deportistas. Igual de sorprendente es una app que usa este tipo de tecnología para tratar la depresión, un chatbot llamado Woebot; o ahora casi la mayoría de smartphone vienen con dicha tecnología para predecir tus movimientos y hacerte “la vida más fácil”. Cualquier cosa rodeada de la palabra IA parece sacada de un capítulo de Black Mirror (si no has visto esta serie, te la recomiendo si te gusta el mundo tecnociencia).

En esta ocasión la inteligencia artificial ha llamado la atención porque puede rastrear la actividad cerebral invisible para el ojo humano y, determinar o predecir, si el paciente comatoso puede despertar o no.

El sistema de IA, desarrollado tras ocho años de investigación por la Academia de Ciencias de China y el Hospital General PLA en Beijing, ha logrado una precisión del 88 por ciento en las evaluaciones de pronóstico, según los investigadores.

El modelo discriminó entre pacientes que recuperarían la conciencia más tarde y aquellos que no lo harían con una precisión de alrededor del 88% en tres conjuntos de datos de dos centros médicos.

Algunos de sus resultados fueron publicados en un artículo de investigación en el mes pasado en la revista eLife: Prognostication of chronic disorders of consciousness using brain functional networks and clinical characteristics.

Gracias a dicho estudio se “ha predicho con éxito un número de pacientes que recuperaron la conciencia después de que inicialmente se determinó que no tenían esperanzas de recuperación”, dijeron los investigadores en un comunicado.

Concretamente en China, por tradición, las familias han tendido a prolongar la vida de un ser querido en estado comatoso. No obstante, en los últimos años, más personas se están dando cuenta de que esta prolongación asistida de su vida puede conllevar sufrimiento a sus seres queridos. Aquí la razón de ser de este estudio, que ayudará a los médicos a pronosticar su recuperación.

Es decir, el modelo tiene una buena interpretabilidad, proporcionando así una ventana para tranquilizar a los médicos y científicos sobre la importancia de los diferentes predictores, incluyendo redes cerebrales, conectividades funcionales y características clínicas.

En conjunto, estas ventajas podrían ofrecer un pronóstico objetivo para los pacientes en estado comatoso para optimizar su manejo y profundizar en la comprensión de la función cerebral durante inconsciencia.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here