Modo día

 

El Mundial femenino ya ha llegado a cuartos de final, lo que significa que solo quedan ocho equipos para el oro. Tras una fase de grupos sorprendente y una fase eliminatoria, solo quedan vivas ocho selecciones que se enfrentarán mañana por un billete a semifinales.

Los equipos son los siguientes:

1. Estados Unidos: la selección favorita para llevarse el oro. Lleva sin perder un encuentro de un mundial desde la catástrofe de 2006. Tienen una plantilla enorme, en la que cualquier jugadora puede ganar un partido. Está Delle Donne, una de las jugadoras con mayor potencial del baloncesto femenino; Breanna Stewart, la jugadora que fue rookie del año en 2016, all star en 2017 y MVP de la temporada y de las finales de la WNBA, una jugadora que todavía no ha encontrado su techo y que puede dar muchos problemas a cualquier selección.

También tienen a grandes veteranas como lo son Sue Bird y Diana Taurasi. La segunda es conocida como la “Jordan femenina”, y no es para menos, cuenta en su haber con todo tipo de títulos, que van de la Euroliga al anillo de la WNBA, pasando por el oro olímpico con Estados Unidos. Además, también ha conseguido ser la máxima anotadora histórica de la competición americana.

En definitiva, Estados Unidos es un equipo que hasta con las jugadoras de banquillo podría llegar a la final. Todo lo que no sea el oro será una decepción.

 

2. Australia: la selección que más problemas puede dar a Estados Unidos y con quien podría enfrentarse en una hipotética final. Australia es un equipo duro, que ha conseguido vencer a sus rivales casi sin sudar. Es una selección que tiene capacidad para ser la segunda potencia y que es un peligro tanto fuera como dentro de la zona. Ha ganado todos sus partidos con una media de 28’4 puntos de diferencia.

Su mejor jugadora es la mujer de los récords: Liz Cambage. La pívot ha conseguido ser la máxima anotadora (27’7 puntos) y mejor valorada (30’3 créditos) de toda la competición. Una jugadora que destaca por su fuerza y conocimiento del juego. Fue máxima anotadora en la WNBA y se espera que mantenga este nivel en el torneo de la FIBA.

 

3.España: fue toda una sorpresa que la anfitriona no pudiera clasificar como primera, pero eso no fue problema para las jugadoras de Mondelo. Necesitan un lavado de cara, ya que en sus últimos tres partidos no han dado sensaciones de dominación. En el primero de estos partidos, contra Puerto Rico, les costó entrar en temperatura y, a pesar de realizar una mala primera parte, consiguieron vencer por una buena renta (78-53).

En el segundo, contra Bélgica, no consiguieron reaccionar a tiempo, con perder de 7 les valía a las españolas para quedar primeras, pero no solo perdieron, sino que sobre la bocina recibieron una canasta que ponía el -9 y que les arrebataba un necesario día de descanso.

En el tercero, contra Senegal, se vio a una Selección mejor plantada, pero faltó más energía en la primera parte. Consiguieron vencer, pero sabe a poco contra un equipo que tenía menos técnica y fundamentos.

Ahora se espera que, en este día de descanso, se calmen y puedan jugar al nivel que les corresponde. Alba Torrens lidera un equipo de grandes jugadoras, junto con Laia Palau, Marta Xargay y compañía. Todas ellas están listas para demostrar que son el tercer favorito para luchar por el oro, y enfrentarse a un rival duro como lo es Canadá en cuartos.

 

4. Canadá: un equipo que era el tapado según muchos expertos. Sin embargo, ha conseguido vencer sin muchas dificultades a Francia, el equipo del que se hablaba para cerrar el Top-4 de los favoritos.

Las canadienses han conseguido ser el tercer equipo que más puntos anota, detrás de Estados Unidos y Australia. Y, además, son el equipo que más acertado está desde el triple, con un 40’4% desde el tiro exterior.

Su mejor jugadora es Kia Nurse. Lidera a su equipo en valoración, anotación y asistencias. Casi supera los 20 puntos por encuentro y se espera que sea el principal problema para España.

 

5. Bélgica: el equipo de la ilusión. Hace un par de días se hablaba de que Bélgica fuera uno de los equipos que podría sorprender y lo han hecho. Las debutantes en este torneo han conseguido no solo pasar de ronda, sino hacerlo como primeras, venciendo a toda una campeona de Europa como lo es España.

Su Big3 está compuesto por la líder en el vestuario, Ann Wauters, la voz de la experiencia; la mejor jugadora, Emma Meesseman, la jugadora que fue elegida en el mejor quinteto ideal en el pasado Eurobasket; y la segunda espada, Kim Mestdagh.

Una selección cuyo fuerte es saber jugar en equipo y que puede meterse en semifinales incluso, ya que se enfrenta a una Francia que suele fallar en los momentos importantes y que no ha descansado tanto como Bélgica.

 

6. Francia: una potencia latente. Francia está colocada en el sexto puesto porque ese día de descanso puede pesar demasiado. Solo ha tenido un fallo, pero ha sido un fallo determinante. Les bleus se enfrentarán a un equipo peligroso, del que no te puedes fiar.
Vencieron a Turquía por 78-61, dando un golpe de autoridad con la dupla Gruda-Miyem, con 20 y 18 puntos, respectivamente, liderando a su equipo.

Suelen fallar en los momentos importantes, como ya se ha mencionado antes, pero si mantienen la cabeza fría, pueden ser un equipo de semifinales.

 

7. China: con los deberes hechos. ha conseguido clasificar y ha conseguido vencer a su máximo rival: Japón. El equipo asiático no puede pedir más de sí mismo, ha llegado a cuartos, pero se espera que caigan contra Australia.

China ha conseguido ser segunda en un equipo en el que estaba Estados Unidos y ha conseguido vencer en octavos a Japón (actual campeón de Asia), algo que no ocurría desde hace siete años. Podrían sorprender contra Australia, el otro equipo que participó en la final de la Asia Cup, pero en primera instancia parece algo casi imposible.

Jugadoras como Yueru Li se centrarán en parar a la todopoderosa Liz Cambage y todo su arsenal ofensivo.

 

8. Nigeria: la gran sorpresa. Es el único equipo africano que sigue en pie. No habían ganado nunca contra un europeo, y en este mundial han ganado a dos equipos: Turquía y Grecia. Han conseguido aumentar el listón de los equipos africanos, ya que son los primeros en alcanzar unos cuartos de final.

Pero no se espera más de ellos, se enfrentan a Estados Unidos y, salvo máxima catástrofe, las nigerianas marcharán a casa, eso sí, con la cabeza bien alta. Son, al menos en el papel, el peor equipo de estos ocho, pero han jugado con corazón y con garra y han puesto el nombre de Nigeria bien alto.

Akhator ha sido la mejor en las suyas, tanto en anotación como en valoración, y podrá caer con honor contra la favorita del mundial. Una jugadora que luchará por cada punto, y que no querrá poner las cosas fáciles a los actuales campeones.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here