Modo día

Este incendio que se originó este lunes sigue activo y con dos frentes, uno situado en la zona norte donde se encuentran los lugares que impiden el trabajo y en el sur, que es la zona que más preocupa debido a la cercanía que tiene con granjas y con viviendas. Entre estos dos frentes, las llamas han obligado a evacuar a 120 personas en las últimas horas.

José María Ángel, director de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias ha comparecido ante los medios explicando que el fuerte viento dificulta la tarea de los efectivos, este impedimento también se encuentra con la localización abrupta en la que se encuentran las llamas, algo que sin duda lo hace más complicado.

El origen de este incendio aún no está claro, pero todas las investigaciones apuntan a que fue por la incisión de un rayo en un árbol, algo que ha hecho que las llamas afecten a 1.500 hectáreas, la mayoría de ellas de difícil acceso que complican la labor de los servicios de bomberos.

El fuego ha hecho que se desalojen a más de 2.500 personas, repartidas de la zona de La Drova, la urbanización de Montesol, Montepino y el municipio de Pinet. Actualmente los afectados se encuentran en el polideportivo de Llutxent, quienes no saben aún la fecha para regresar a sus hogares.

Esta noche sin duda ha sido muy dura para los operarios que se encuentran extinguido las llamas, debido a que se esperaba la posibilidad de precipitación que finalmente no se ha producido. Ademas, el fuerte viento ha hecho que el fuego se propague más aun, arrasando 2900 hectáreas y pponiendo en peligro Gandía. A todo esto hay que sumarle que las previsiones de tiempo no son las adecuadas, ya que se espera más rachas de viento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here