Modo día

Bohemian Rhapsody fue inicialmente presentado como un biopic de la banda Queen, para mas tarde darnos cuenta de que se encuentre entre medias de un biopic de Queen y uno de Freddie Mercury (más bien acercándose al de Freddie), cosa que parece bastante razonable debido a lo icónico que fue este personaje y al ser el miembro mas popular de la banda. Odiada por críticos y alabada por fans, este ha sido el mayor estreno del mes de noviembre, pero ¿Por qué tanta discrepancia entre la crítica y el público? La respuesta es simple, es una película para disfrutar de Queen y para celebrar su música no para analizarla detenidamente, pero hoy vengo a profundizar un poco más en una película que a mi sin ser fan de Queen me ha gustado bastante.

Para quien no lo sepa [alerta de spoiler estúpida] Freddie Mercury murió en 1991, pero el resto de los miembros de la banda siguen vivos, y está claro que han sido muy influyentes en esta película, y se nota principalmente en lo blanca y suave que es. No soy un gran fan de Queen, pero no hace falta serlo para saber que Freddie Mercury pasó por una época realmente muy oscura en su vida y que en la película es mostrada de la forma más suave posible [quizá también influenciado por la restricción de edad].

La mayor cualidad de la cinta es su capacidad de transmitir emoción, que lo hace de forma casi perfecta. La película en ningún momento busca arriesgar, ni profundizar demasiado en ningún tema, los trata todos con pinceladas superficiales; desde el gran problema de identidad que sufre Freddie Mercury (tanto a nivel de identidad propia como identidad sexual), el gran problema que tuvo con las drogas o el ritmo de vida que llevaba. Aún así, pese a tratarlo todo con suavidad, consigue transmitir tanta emoción que solo por eso vale la pena verla.

Este biopic lo podría definir como una montaña rusa. Al principio cuesta, la trama avanza muy rápido y no da tiempo a empatizar o sentir algo por los personajes, pero cuando empieza a despegar la película se vuelve maravillosa, solo el último cuarto de película consigue que los otros tres cuartos hayan valido la pena.

De la dirección, que para mi es el punto más importante de toda película, no hay nada a destacar. Bryan Singer (conocido por películas como X-Men 1 y 2 o Superman Returns) no consigue transmitir del todo bien con ninguna de las escenas y lo que hace que la película funcione es su música y las actuaciones.

La sexualidad de Mercury está realmente muy mal tratada, no solo no hay ninguna escena de sexo homosexual, tampoco hay ningún indicio de lo que significaba ser gay en esa época. En la actualidad poco importa si alguien es gay o no (al menos eso quiero pensar) pero en la época de Freddie era algo muy poco aceptado, y a excepción de un par de escenas muy pasadas con pincelada no se ve absolutamente nada de eso.

¿Un villano? Sí amigos, sí. Un villano, y hace de verdadero villano, tiene decisiones que son realmente de malo como si de una película de ficción se tratará. Según esta cinta Paul Prenter es quien lleva a Freddie Mercury a todas las decisiones malas que toma, y Freddie es presentado casi como un mártir, parece que los grandes errores que tomó por su cuenta Freddie fueron llegar tarde a los ensayos y ser muy “divo”. Desconozco la parte de verdad que hay en esto, lo que si sé es que se ha buscado presentar a Freddie como la víctima cuando en la realidad ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos.

Cosas que realmente funcionan:

La actuación de Rami Malek es maravillosa, se esta hablando ya de Oscar y no es para menos. Realmente te crees que es Freddie Mercury.

La relación con Mary Austin, repasándola con pinceladas hace que sea cien por cien creíbles, y pese a que la película le cueste transmitir por si sola y tenga que estar todo dicho,  una relación increíble que a mí me convenció.

Los números musicales, el gran acierto de esta parte es sin duda el utilizar para las actuaciones la voz original de Freddie Mercury (aunque algunos trozos hayan sido completados), normalmente el hacer cantar al actor hace que el espectador desconecte de la cinta y aquí no han cometido ese error.

La redención de Freddie, su momento de tocar fondo y querer salir de ese pozo, es una parte que te crees realmente y te convence.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here