Modo día

Según informan algunos periodistas, entre ellos Pablo Montesinos, algunos compromisarios gallegos y castellano-manchegos, de Feijóo y Cospedal, esto es, antisorayistas, han mostrado públicamente su decisión de apoyar a Pablo Casado frente a la ex vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Si bien María Dolores de Cospedal no ha mostrado ningún gesto de deshielo con Santamaría, sí ha sonreído a la candidatura de Pablo Casado en numerosa ocasiones (y ha sido más clara este lunes) y todo el mundo apunta a que sus seguidores apoyarán al final al joven castellano-leonés. Alberto Núñez Feijóo, por su lado, se muestra cauto y no apoya a ningún candidato (aunque algunas fuentes, como El Español, afirman que el PP gallego está dividido y él tratará de encauzar los votos contra Soraya a modo de venganza), cuando la decisión a tomar será pública el sábado, momento en el cual el Cómite Organizador del Congreso anunciará al ganador de las primarias y nuevo presidente del partido. El Presidente de la Comunidad de Madrid, entre otros, se muestran “no alineados” y no apoyan ninguna candidatura por el momento.

Ahora mismo en Madrid, por otra parte, se reúne un grupo de exministros rajoyistas en un almuerzo con Pablo Casado, entre ellos José Manuel García Margallo, exministro de Asuntos Exteriores. La reunión no ha sentado bien a Mariano Rajoy, que, aunque no ha pedido el apoyo por su pupila, considera una bofetada a la candidatura de la ex vicepresidenta, a tan pocas horas de los resultados finales de la batalla. Soraya Sáenz de Santamaría cuenta con el apoyo de Fátima Báñez, exminsitra de Empleo, Íñigo de la Serna, exministro de Fomento, y Juan Ignacio Zoido, exministro del Interior. Sin embargo, a día de hoy no ha conseguido arrancar de Pablo Casado la promesa de una lista única para “preservar la unidad del Partido Popular”, lo que aparentemente le quita influencia y posibilidades de victoria este fin de semana.

Por si no fuera suficiente, José María Aznar, expresidente del Gobierno, se ha mostrado crítico con la gestión del Congreso, del que se siente “decepcionado” por no haber sido invitado tras haber presidido el partido más de diez años. Luis de Grandes, organizador del Congreso, ha criticado el comentario de Aznar: denuncia el “desdén expreso” del exlíder del partido, que abandonó la presidencia de honor y la influencia de FAES, el think-thank popular crítico ahora con los años de gobierno de Mariano Rajoy. “José María Aznar si hubiera querido sería un miembro nato de este congreso, con voz y voto, porque era presidente de honor del partido. Esta condición él expresamente renunció a ella”.

Así pues, Soraya Sáenz de Santamaría a día de hoy no tiene garantizada ninguna victoria, con la falta de apoyo de Feijóo y Cospedal, habiendo fracasado en Toledo tratando de seducir a compromisarios de Castilla-La Mancha y con la férrea resitencia de Pablo Casado, que cuenta con el apoyo explícito de Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid y el expresidente Aznar, aunque de éste último de manera tibia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here