Modo día

El Congreso de los Diputados ha decidido hacer comparecer al director del CNI, Félix Sanz Roldán, en la Comisión de Gastos Reservados, tras conocerse en varios medios digitales unas grabaciones supuestamente de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, donde afirma que el emérito Rey Juan Carlos I tenía una ‘amistad’ con ella debido a su domicilio en Mónaco y que no se trataba de una relación amorosa, sino de un interés económico, en concreto por la figura de testaferro que ella desempeñaba.

Según informa El Español la relación del monarca con la prestigiosa ‘rompematrimonios’ tenía un fuerte componente de interés económico y secundariamente sentimental (aunque con dependencia por parte del monarca español). Él apoyaba los negocios internacionales de la alemana y ella, a cambio, protegía sus propiedades en el extranjero. La relación amorosa nunca fue el motivo principal ni la constante de su relación, aunque Juan Carlos llegara a pedirle matrimonio y ofrecerle vivir en el Pardo. «“Me usó como testaferro, —para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero— no porque me quería, sino porque soy residente de Mónaco”, se queja Corinna amargamente en la cinta.» Además, Corinna dice en dicho periódico que el Rey no era sólo consciente de los asuntos del caso Nóos, sino que era el principal organizador. Los medios informan, ademán, de que el CNI siempre ha estado detrás de las relaciones del monarca y ha amenazado a Corinna para evitar sus revelaciones tanto por Iñaki Urdangarín como por el mismo Rey don Juan Carlos.

Las reacciones no se han hecho esperar. El PP, el PSOE y Ciudadanos han criticado la necesidad de una investigación al respecto. La ministra de Defensa, Margarita Robles, de quien depende el Centro Nacional de Inteligencia tras el cambio de gobierno, ha criticado la petición de Unidos Podemos: “Al Estado no se le chantajea”, ha declarado. El candidato a presidir el Partido Popular Pablo Casado se ha mostrado también contrario a cualquier comisión de investigación al respecto: “Creo sinceramente que tanto el Rey Juan Carlos como Felipe VI forman parte de la mejor historia de España y, por tanto, si soy presidente del PP, no apoyaré ninguna comisión de investigación que solo busque el desprestigio de la institución más querida por todos los españoles y a la que debemos en gran medida los mejores años de nuestra historia reciente”. Rafa Mayoral, en nombre de Unidos Podemos, se ha mostrado muy crítico y ha exigido “luz y taquígrafos” en esta cuestión en el ámbito parlamentario. El ministro de Fomento Ábalos  por su lado se ha mostrado cauto y ha declinado hacer comentarios hasta saber más de esta investigación.

Juan Carlos I fue rey hasta junio de 2014, en un total de 38 años. Los últimos años de su reinado estuvieron llenos de polémicas, como el conocimiento público de su última aventura amorosa, la implicación de su yerno en el Caso Nóos (acabando en prisión) y su accidente en Botsuana en uno de los peores momentos de la crisis económica, lo que le llevo a disculparse públicamente por su ausencia. Desde entonces su hijo Felipe VI ha tratado de devolver prestigio a la institución alejándose de su hermana y su entorno. La Casa Real no se ha pronunciado sobre esta polémica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here