Modo día

Comenzó el mes de septiembre y el corto cinematográfico Sobre Ruedas se coronó como el gran ganador en el “II Rally Cinematográfico Desafío Buñuel” con su historia única.

Sobre Ruedas cuenta la historia de una anciana llamada Fanny (Verónica Forqué), a la que le encanta pintar y que se ve obligada a permanecer en una residencia por mandato de sus hijos, totalmente en contra de su voluntad. También hay una adolescente llamada Silvia (Beatriz Fabrega), que quiere ser actriz, pero que no puede serlo por la negativa de sus padres. Ambas cohibidas (una por parte de sus hijos y otra por parte de sus padres), ambas sin poder cumplir sus sueños y vivir la vida a su manera. Al final, el destino las juntará y juntas descubrirán un poco más la una de la otra viviendo experiencias increíbles.

Fanny (Verónica Forqué) y Silvia (Beatriz Fabrega)

 

Hemos hablado con el director de Sobre Ruedas, Rubén Pascual, para conocer un poco más sobre el cortometraje con motivo de los 3 premios que ha logrado el proyecto:

Buenos días Rubén. Sobre Ruedas sin duda ha sido un proyecto único, ¿cuál ha sido su papel en el proyecto?Buenos días. Pues yo escribí el guion, soy director, montador y productor ejecutivo.

Ya hemos visto como esta historia es distinta a las habituales, contando la relación entre Fanny y Silvia y los problemas que tiene cada una. ¿Cómo surgió esta idea?
Para mi Sobre Ruedas es un canto a la libertad, al amor incluso. El personaje de Fanny viene de mil sitios, pero está basado principalmente en una señora que yo cuidaba a la que llamaban así, Fany, Francisca Bonmarc. Era una persona adorable, pintora también. Estuve con ella mucho tiempo y bueno, falleció. Para mí fue bastante durilla la perdida. Quería hacer un documental en el que la gente la viera y la pudiera conocer personalmente, pero no pudo ser…

¿Lograsteis grabaciones de la Fany original?
No hay, algunas fotos que hicimos casualmente, pero no nada digno para un documental que hable de su vida. En el cortometraje aparece una foto suya de hace años, como un homenaje a ella. Ella y la Fanny del corto no la misma persona ya que yo me inspiré en la Fanny real, pero hay cosas que hace la ficticia que no haría Fanny.

¿Y cómo llegasteis a presentaros al “Desafío Buñuel”?
Pues justo en ese momento me enteré de que había un festival en el que se podía dar a conocer esta historia y tratar el tema del amor. Solo que esta vez nosotros quisimos romper con los clichés de chico-chica. ¿Por qué no anciana-chica? Si el amor no tiene barreras, ¿por qué no tiene tampoco edad?

¿El corto que presentó era la versión definitiva de la película?
No no. La versión definitiva la estamos montando ahora. Presentamos al festival un montaje no del todo óptimo por motivos de tiempo. La versión que presentamos dura 12 minutos con créditos (sin créditos 10).

¿Sobre Ruedas es una comedia o un drama?

Es ambas. No me gusta nada el género puro como tal. Es decir, una comedia no tiene que ser comedia todo el rato y con el drama igual, sería demasiado pesado en mi opinión. Creo que el drama ayuda mucho a hacer una buena comedia y viceversa. Es una comedia con tintes de drama.

¿Quiénes participasteis en el proyecto?
Pues unos cuantos… (ríe). A nivel de interpretación está Verónica Forqué que interpreta a Fany, Beatriz Fabrega que interpreta a Silvia (quien se llevó un premio a mejor actriz), Mariano Benancio, Maite Uzal, mi amigo Isidoro Castillejo… Y ya luego a nivel de equipo técnico Charlie Villafuerte, Fátima Martin (que fue la ayudante de dirección y el gran motor del corto). Había de hecho un grupo llamado “el equipo calavera” que fue el que no durmió casi nunca (Fátima, Charlie, Yago y yo).

Contar con Verónica Forqué y Mariano Benancio ha debido ser una experiencia única más allá de los premios recibidos imagino.
Sin duda. Yo intento al acabar un proyecto no regodearme mucho en él y tirar un poco hacia el futuro. Me di cuenta de que, contando con estrellas como Verónica o Mariano, el proyecto acaba subiendo mucho, la experiencia que ellos te proporcionan en el rodaje es una de las cosas que me ha cambiado la mentalidad. Yo antes estaba en contra de coger a gente conocida por si el público “se distraía”. A Mariano le admiro un montón, le sigo desde niño y al principio no iba a estar en mi equipo pero cuando a última hora se confirmó que si me hizo especial ilusión.

¿Hubo algún cambio en su forma de ver el tema antes y después de hacer el corto?¿En qué sentido?
A nivel de la historia de Fanny, yo creo que todos los que la conocimos teníamos como una deuda con ella. Nos dio mucho a todos en diferentes aspectos de la vida, sobre todo emocionalmente. Todos los artistas homenajean a su manera, con un cuadro, una canción… y yo he querido homenajearla con este corto. Creo que con este documental he logrado por fin quitarme esa espinita que tenía con ella.

¿Y cómo fue el rodaje? Especialmente al contar con tan poco tiempo…
Fue una locura: por el tiempo, los exteriores… Rodamos en casi todo Teruel: en una residencia, en el viaducto de Teruel, en la calle de El Salvador… en los sitios más emblemáticos. Hubo un momento particular en el rodaje en el que La Plaza del Torico de Teruel se llenó de gente en cuanto vieron a Verónica, y es que ella atrae masas. Desde las 12 de la mañana estuvimos y la gente pasó de largo. Sobre las 16:00-17:00 llegó Verónica y empezó a juntarse muchísima gente, era hasta agobiante.

Cuéntenos un poco cómo fue el momento de los premios Desafío Buñuel (Mejor actriz, del público y mejor película).
No esperaba nada. Sé que mucha gente suele decir lo mismo pero luego van con el papelito (ríe) pero yo de verdad que no me lo esperaba nada.
Recuerdo que estaba con todo mi equipo y veías a la gente de nuestro alrededor bien vestidos mientras que yo me fui tan cómodo con una camiseta del resplandor, unos vaqueros y me senté detrás del todo pensando “si no voy a salir, voy a dejar que salga el resto y yo me quedo aquí detrás observándolo todo tranquilamente”. Hasta que al final salí. La primera vez recuerdo que fue con el premio a mejor actriz, salí pero quise dejar el protagonismo a Beatriz, que estaba emocionada porque además era su primer corto. Y después de esto pensé “con esto ya me doy por satisfecho”.

   

Ya creía que todo acabaría ahí ¿no?
Si si, hasta que más tarde dicen: “Premio a mejor corto por el público: ¡Sobre Ruedas!”. Me acuerdo de que fui súper nervioso y dediqué unas palabras al equipo y a mi familia. Y finalmente cuando iban a dar el premio a mejor película, yo ya lo estaba escuchando súper relajado y de repente: “Premio a mejor película: ¡Sobre Ruedas!”. Yo juro que ya ni escuché el nombre del corto, solo vi a Charlie gritar a mi lado mientras yo me quedé paralizado, como cuando en una peli de terror te dan el susto. Al subir recuerdo que había una niña al lado de las escaleras y de lo nervioso que estaba me tropecé y casi me la llevo por delante (ríe). Con este último premio el resto del equipo pudo también hablar y expresar su agradecimiento. Fue un momento que no olvidaré nunca.
Ahora tengo los premios en una vitrina y voy a centrarme en nuevos proyectos, no únicamente en el hecho de haber ganado. Esta mal que yo lo diga, pero alguna otra persona ya se lo tendría creído, pero yo ahora mismo ni los veo. Prefiero mirar siempre hacia el futuro.

Tras todo este viaje por la historia de Fanny… ¿con qué palabra o frase describiría todo el proceso llevado a cabo para realizar Sobre Ruedas?
Pues si tuviera que escoger una palabra me quedaría con: amor. Yo sentí un gran amor por Fany, los personajes sienten un gran amor el uno por el otro, mi amor al cine de Verónica Forqué y Mariano, el amor hacia el equipo…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here