Modo día

El otro día leí un titular que decía algo así como “2018 el peor año para el cine”, es un argumento que he oído en años anteriores y probablemente seguiré escuchando en el futuro. Es un argumento que a mi personalmente me produce rabia y al oírlo no puedo evitar poner una mueca de frustración. Por eso hoy quería hablar de la que para mí es la mejor película de 2018, Hereditary de Ari Aster.

En primer lugar, quería destacar otras grandes cintas que merecen un espacio en cualquier “IMPRESCINDIBLES DE 2018”, entre ellas me siento obligado a nombrar ROMA; esa película que tanto revuelo ha causado al ser nombrada por muchos la película del año, ISLA DE PERROS; la película de animación por excelencia, dirigida por Wes Anderson, y por último la tan aclamada por fans VENGADORES: INFINITY WAR; que nos dejó a todos con la boca abierta con ese gran final.

Pero en esta ocasión vengo a hablar, como ya he dicho antes, de Hereditary; opera prima del director Ari Aster. Soy un especial fan del género de terror cuando realmente es bueno y consigue transmitir autentico miedo. Y esta película lo consigue con creces.

Todo comienza tras la muerte de la abuela y matriarca de la familia Graham, que deja en herencia la casa familiar a su hija Annie (Toni Collette), una galerista casada y con dos hijos que se dedica a representar episodios de su vida con miniaturas. Todo empieza cuando investigando sobre su familia, Annie, empieza a descubrir oscuros secretos sobre ella, y tras un accidente a un miembro de su familia todo se vuelve realmente oscuro.

Puede que este sea el primer largometraje de Ari Aster, pero tanto el guion, como la dirección son excelentes. El director controla perfectamente el ritmo de la película, y cada escena busca hacer sentir al espectador un agobio profundo y una ansiedad extrema. Planos generales en los que vemos toda la sala y tenemos tiempo a fijarnos en los detalles (que no son pocos), pasan a convertirse en planos cerrados y asfixiantes. Como la cámara se acerca lentamente, pero sin descanso, al peligro haciendo desear al espectador tomar distancia, es maravilloso. Las pequeñas migas de pan que deja el director durante toda la película son realmente mágicas. Como la simbología esta presente durante toda la cinta, y como expresa cada personaje sus sentimientos sin decir palabra. Hacen que Ari Aster se convierta en la revelación del año.

La historia no es apta para publico simple, no es una cinta con el objetivo de ser entendida sin reflexionarla, incluso sin verla mas de una vez. Lo mas probable es que la película te deje confuso una primera vez y que necesites verla una segunda.

Las actuaciones junto a los personajes son maravillosas. Destacando en especial a Toni Collette, para mi merecedora de un Oscar por su actuación, ninguno se queda atrás, desde la debutante Milly Shapiro que consigue con una actuación perfecta transmitir autentico terror y desconcierto, hasta Alex Wolff que transmite de manera excelente el terror que siente.

No puedo acabar la crítica sin hablar de la productora, A24 es una de las mejores productoras que hay, sabe por lo que hay que apostar y consigue hacer películas únicas como “A Ghost Story” o “The Killing of a Sacred Deer”.

No suelo llorar con películas dramáticas o que buscan la lagrima del espectador, pero cuando una película esta tan bien hecha como es el caso de Hereditary, no puedo evitar soltar una lagrima acompañada por alguna de sus grandes escenas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.