Modo día

¿Qué tienen las monjas que tanto asustan a algunos?  A las pruebas me remito: mucha gente que he conocido cuya educación pasó por un colegio religioso habla de algunas hermanas con pavor, como si fueran entes diabólicos más que personas; se habla de fantasmas de religiosas que atormentan a los vigilantes del Museo Reina Sofía; e incluso varias amigas me han hablado de un espectro monjil que se pasea por el rectorado de la Universidad de Castilla-La Mancha sito en Ciudad Real.

No es de extrañar pues que la mención al 7 de septiembre de 2018 ponga los pelos de punta a bastantes por el mero hecho de que se estrene la película de terror La monja , un spin-off de la rentablemente terrorífica franquicia Expediente Warren, que ya dio títulos como Anabelle (otro arquetipo terrorífico, las dichosas muñecas de porcelana).

Esta vez veremos los hábitos –tanto personales como de vestir- del demonio Valak en una nueva entrega/precuela que nos llevará a 1952, año en el que una novicia y un sacerdote de oscuro pasado son enviados a una abadía de Rumanía –que, por cierto, podría ser  el lugar de retiro espiritual de Drácula- para investigar el suicidio de una monja con inesperados y espeluznantes resultados. Aquí vemos el tan ansiado y comentado tráiler…

Esta vez la actriz Bonnie Aarons enfundada en una túnica se lo hará pasar de miedo a Taisa Farmiga, ya bregada en el terreno del horror gracias a American Horror Story: Murder House y a su parentesco con Vera Farmiga, conocida por su papel como la demonóloga  Lorraine Warren en las películas de la franquicia a la que nos hemos referido.

Farmiga será acompañada en la aventura el actor nominado al Oscar Demián Bichir, intérprete que, aunque no haya luchado previamente con demonios sí sabe lo suyo de drama y misterio tras haber coprotagonizado junto a Diane Kruger The Bridge versión estadounidense de la serie escandinava Bron/Broen.

Por lo que hemos podido ver no hace falta ser un fan furibundo de las andanzas de los Warren para poder ver la película, así que si no somos conocedores de los casos de la pareja de investigadores nuestra capacidad para asimilar información sobre el demonio implicado no se verá afectada. Tampoco corremos riesgo de que un amigo o amiga que conozca la franquicia nos chafe parte de la película con algún comentario sobre las otras películas.

La que sí parece prometer esta película es una vuelta al terror más tradicional, ese que a muchos nos ha fascinado, en el que lo gótico, la fe y lo demoníaco planean sobre el ambiente y el que cada pasillo poco iluminado ofrece la promesa de un buen bote en el asiento.  Una buena opción cuando uno ya está cansado de asesinos en serie y zombis.

No sabremos cómo será la película hasta que la hayamos visto en el cine. No obstante parece que la enseñanza de este film es que el hábito no hace al monje, pero sí puede esconder un demonio debajo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here