Modo día

Siete de la tarde. Los periodistas, impacientes, esperaban la entrada de quien fuera un enigma hasta ayer.

Manuel Valls entró con paso decidido a dar la rueda de prensa que había prometido.

Entre su reducido público, numerosos personajes de la sociedad civil y un representante de la formación naranja, Ciudadanos.

Detrás de él se reflejaban las tan enigmáticas baldosas que aparecieron en su Twitter hace unos días.

Después de una breve presentación, confirmó lo que llevábamos esperando tanto tiempo.

En un catalán con acento francés lo anunció:”Quiero ser el próximo alcalde de Barcelona”, nada más empezar su discurso de una hora en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona.

Así quedaba confirmada su inicio de candidatura en un pequeño cartel, Valls BCN 2019.

Reivindicó el origen barcelonés de su familia, la marcha de su padre a Francia, su experiencia en Francia como alcalde, ministro del Interior y primer ministro, y enumeró los retos de la ciudad, tratando de demostrar que se había puesto al día con Barcelona.

Recordó sus estudios y orígenes humildes, ya que nunca llegó a estudiar más que el Bachillerato.

Enumeró los problemas graves a los que se enfrenta la ciudad, la falta de vivienda asequible y la subida del alquiler; criticó la “criminalización” y la gestión del turismo y aseguró que la ciudad sufre graves problemas de “inseguridad y mala gestión del espacio público”.

Además de la recuperación de la cultura, Valls consideró que Barcelona “tiene que liderar, como todas las grandes ciudades del mundo, el tema de la transición ecológica”.

Recordó que un primo de su padre fue el compositor de la música del himno del FC Barcelona. Cuya letra dice “tant se val d’on venim” (da igual de donde seamos).

La noticia vino acompañada de su decisión de renunciar a los cargos públicos restantes que ocupaba en Francia.

Como parte de la cita, relató todos los recuerdos que tenía de su juventud en Barcelona, desde su primer amor con un te estimo y no un te quiero, a la estación de Francia (en la que dio hace unos meses un discurso en un acto de SCC).

También anunció que se presentaría con una plataforma de sociedad civil, sobrepasando las siglas de Ciudadanos.

Del otro lado, los candidatos nacionalistas no han tardado en usar la mofa y burlarse de la candidatura de Valls.

Sin ir más lejos, tras la publicación del enigmático tweet, el Presidente de Cataluña Quim Torra, se burló aludiendo a “si conocía más partes del país”. También dijo que no le desearía suerte.

Actualizando la última noticia de las Elecciones de Barcelona, Ada Colau tiene ya vía libre para ser alcaldesa, tras la retirada de la vida política de Cataluña.

Del lado de ERC, el hermano de el exalcalde de Barcelona y president de la Generalidad, Pascual Maragall, y consejero de acción exterior del gobierno catalán, Ernest Maragall, se presenta a las elecciones.

El PdeCat no presenta un candidato claro, llegando a estar de la mano de Carles Puigdemont, la candidatura de la tertuliana Pilar Rahola.

Tras el fracaso de las llamadas primarias republicanas, todavía no se vislumbra un frente nacional del separatismo.

El PP y el PSC niegan que se vayan a integrar en la candidatura de Manuel Valls, presentando candidatos propios.

Por lo que estas elecciones se empiezan a presentar muy interesantes para todos los analistas políticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here