Modo día

Los dos equipos de la capital se midieron ayer en un encuentro plagado de fútbol, pero sobre todo de goles.

Los de Diego Pablo Simeone golpearon primero marcando el gol más rápido en la historia de las finales europeas entre clubes, a los 46 segundos. Era el primer gol de la noche para Diego Costa, que anotó tras una jugada en solitario sorteando a la defensa blanca y casi sin ángulo para marcar.

Karim Benzema puso el empate en el marcador en el 27′ con un gol de cabeza que culminaba una muy buena jugada del Real Madrid, y a pesar de las continuas idas y venidas en ambas áreas, la primera parte acabó con empate.

Los rojiblancos empezaron el segundo tiempo con más fuerza que en el primero, dominando el juego y con muchas ocasiones, pero una mano de Juanfran dentro del área en el 60′ provocó el segundo gol del Real Madrid, de Sergio Ramos.

El resultado parecía definitivo, ambos conjuntos seguían teniendo ocasiones pero no acababan de convertirlas, hasta el minuto 79, el delantero del Atleti volvió a aparecer para marcar a pase de Ángel Correa y volver a empatar el partido y mandarlo a la prórroga.

A partir del minuto 90, los de Simeone fueron una auténtica apisonadora y llegarían dos goles más. Saúl Ñíguez marcaba el 2-3 con una bolea espectacular a pase de Thomas Partey en el 98′ y Koke ponía el definitivo 2-4 en el 104′.

Terminaba así un partido en el que el Atlético de Madrid fue justo vencedor y en el que la defensa del Real Madrid cometió una serie de fallos que lo condenaron.

Los de Simeone conquistan así su tercera Supercopa, que se suma a la de 2010 y la de 2012.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here