Modo día

 

En febrero de 2014, Dylan Farrow (hija adoptiva de Woody Allen y Mia Farrow) acusó a su padre adoptivo de haber abusado sexualmente de ella cuando solo tenía 7 años. La denuncia quedó en un simple cotilleo por entonces, pero recientemente el caso volvió a salir a la luz cuando Dylan concedió una entrevista a la cadena CBS: “He aportado pruebas, soy creíble y estoy diciendo la verdad. Y creo que es importante que la gente se dé cuenta de que una víctima, una persona que acusa, importa y es suficiente para cambiar las cosas”.

Pues bien, ahora es otro de los hijos adoptivos de Allen el que sale en defensa de su padre adoptivo: Moses Farrow. Mediante un texto titulado A Son Speaks Out (un hijo habla claro) afirma que su hermana no sufrió ningún tipo de abuso por parte del director y acusa a su madre adoptiva, Mia Farrow, de esos supuestos abusos.

Alega que el día de los hechos que relata Dylan, tres adultos estuvieron con Woody Allen en la casa de  Connecticut y ninguno presenció nada. Además Dylan afirmó que los abusos se cometieron en el ático de la casa mientras ella jugaba con un tren de juguete, pero Moses dice que no había ningún tren de juguete y la acusa de manipular los hechos: “Ningún niño podía estar ahí, era una habitación sin terminar, con clavos y suelos expuestos, partes de aislamiento de fibra de vidrio”. Y no solo a ella, sino que también culpa a Mia Farrow de manipular a Dylan para incriminar a Woody Allen y confiesa que él mismo se vio obligado a volverse en contra de su padre adoptivo: “sigue siendo el mayor lamento de mi vida” “nos inculcó la idea de que él era un monstruo”.

Moses Farrow añade que esos abusos no se cometieron por parte de Woody Allen, sino más bien por parte de su madre adoptiva, Mia Farrow: “Golpeaba regularmente a varios de sus hijos y no dudaba en arrastrarlos al suelo y encerrarlos en un baño o en un armario”. Le achaca también la muerte de 3 de sus hermanos (Tam, Tadeo y Lark) quiénes afirma que se acabaron suicidando de una sobredosis con motivo de esos abusos cometidos por Mia: “Discutirla no era una opción viable“.

Con este último hecho se añade a Moses a la lista de hijos adoptivos de Woody Allen que ha denunciado casos de abusos, no solo por su hermana Dylan, sino también por Ronan Farrow, quién desveló el pasado año los casos de abusos sexuales en Hollywood cometidos por el productor Harvey Weinstein.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here