Modo día

Con el objetivo de promover la diversidad afectivo-sexual y dar mayor visibilidad al colectivo LGBT, se ha celebrado en las pasadas semanas en Madrid la 23 edición del festival LesGaiCineMad, una ya veterana muestra de cine de temática lésbica, gay y transexual, organizada por la Fundación Triángulo, que reúne algunas de las mejores producciones cinematográficas del año con esa temática. Este certamen proyecta películas de ficción, documentales y cortometrajes, y se desarrolla en numerosas sedes en la capital y en otras localidades de la Comunidad de Madrid.

El festival quedó inaugurado, tras una sobria gala de apertura, con Las herederas, producción paraguaya que representa al país en los próximos Oscars de Hollywood, y que narra la historia de una pareja de mujeres de alta alcurnia que en su jueventud heredaron suficiente patrimonio para vivir cómodamente, pero llegada la madurez el dinero ya escasea y eso deriva en una serie de problemas que llevarán a una de ellas a prisión por estafa, obligando a la otra a buscar salida a su situación y convirtiéndose inesperadamente en improvisada conductora para ancianas. Esta situación ofrece momentos sutilmente cómicos en una película interesante pero de ritmo excesivamente parsimonioso.

El que ha sido sin duda el título estrella de la presente edición, por expectativa, nombre, actriz protagonista y repercusión en otros festivales (con premios en Sundance y recientemente en la Seminci de Valladolid), es la estadounidense The miseducation of Cameron Post, protagonizada por la joven actriz Chloë Grace Moretz y que relata dramáticamente cómo una joven es obligada por su familia a asistir a uno de esos centros de terapia para “curar” y reorientar la sexualidad de los jóvenes homosexuales, que por increíble que parezca siguen aun hoy en día funcionando en algunos estados norteamericanos. Interesante, bien narrada y realizada con buenos recursos cinematográficos, aunque también algo anecdótica y limitada en su argumento.

Otras dos producciones provenientes de Estados Unidos destacaron en los primeros días del certamen: 1985, en la que un joven veinteañero regresa por Navidad a la casa familiar en una pequeña población de la América profunda, por primera vez en varios años, para visitar a su conservadora familia, desconocedora por completo de su estilo de vida en la ciudad. Muy pequeña, muy indie, de poco presupuesto pero con buenas actuaciones, diálogos y contenido. Y My Days of Mercy, protagonizada por Ellen Page y Kate Mara, donde sus respectivos personajes se sentirán atraídas e iniciarán una romántica relación pese a pertenecer a mundos diferentes, cuando se conocen en dos manifestaciones opuestas en torno a la pena de muerte, el otro gran asunto que aborda la película.

El LesGaiCineMad ha contado este año con una fuerte presencia de títulos latinoamericanos, como la peruana Retablo, la brasileña Tinta Bruta, la argentina Las hijas del fuego o la chilena Cola de mono. Una apuesta de la organización del festival por dar a conocer las propuestas cinematográficas LGBT de habla hispana del otro lado del Atlántico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here