Modo día

Ayer por la mañana el actor de Campeones Jesús Lago visitó junto a Isabel Allende López (directora del área cultural del grupo AMAS) el Centro de Educación de Personas Adultas Agustina de Aragón (Móstoles). Mediante un coloquio, el actor contó su experiencia tanto en el rodaje de la película como en su vida cotidiana al tener una discapacidad. “Mis padres me han ayudado mucho con la discapacidad. Aporta muchísimo que se nos apoye” decía Jesús. Del mismo modo, Allende ha comentado también cómo ha ayudado a esos “campeones” durante todo el proceso de la película (tanto en el rodaje, como en el éxito de después).

La película Campeones fue coronada hace unas semanas con el Goya a mejor película. Desde entonces, los actores protagonistas han estado “de gira” en lugares como El Palacio de la Moncloa, junto con el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez, dando esa visibilidad que proyecta la película.

El Centro Educativo Agustina de Aragón de Móstoles se encarga de ayudar a las personas adultas a completar su formación, logrando integrarse así mejor en la sociedad. Mediante varios turnos de palabra los alumnos del centro han podido ir haciendo preguntas a Jesús Lago y a Allende López.

Todo comenzó con una llamada del director Javier Fesser a Allende: “Fesser nos planteó que desde grupo AMAS apoyáramos a varios actores SIN discapacidad para enseñarles a fingir tener una en pantalla. Entonces nosotros planteamos que hiciera un casting a personas con discapacidad, a la inversa, y se dio cuenta de que era lo que realmente iba a funcionar”. Entre un casting (en septiembre de 2016) de 600 personas, Jesús fue uno de los elegidos: “No nos conocíamos de antes, nos presentamos al empezar la película. Un mes antes de rodar empezamos a trabajar juntos. ¡Tenemos un grupo de whatsapp!”. Por otro lado, Allende era la encargada de dos funciones: una como coach de interpretación y texto de los actores y otra como asesora de inclusión para el equipo de producción y dirección de la película (poner su experiencia para personas que no trabajan habitualmente con ellos). Ella junto con otra coordinadora se encargaban de ayudarles tanto con el guion como con la actuación: “tuvimos una entrenadora especial de baloncesto, Andrea, que ha estado todo el rato con nosotros para que fuéramos los´campeones buenos´” relataba Jesús.

Aunque a simple vista pueda parecer un proyecto difícil de coordinar al estar compuesta de actores con discapacidades intelectuales, ni mucho menos fue así, ya que desde el minuto uno hubo plena confianza en ellos. “Es que no había nada que me hiciera desconfiar. Cuando trabajas de lleno en esto es la evidencia la que te puede. No hay ningún motivo para no creer en ello” comentaba orgullosa Allende. “Nos hemos reído a carcajadas en el rodaje y teníamos que repetir mucho” contaba Jesús. “Y es que no solo ellos, sino todo el equipo, en el making of aparece alguno de esos momentos” añade Allende entre risas.

Cuando los alumnos del centro le han preguntado a Jesús si ha cambiado en algo su vida ahora que es muy conocido por el público español, él ha contestado comicamente diciendo que antes ya le saludaban por la calle en el barrio sus vecinos y apenas ha notado cambio en ese sentido, lo que hizo reír a todos los presentes. “Cuando hablamos de la visibilidad hablamos de este microejemplo.” puntualizaba Allende “Que antes pasaban totalmente desapercibidos y ahora esto ha cambiado, les saludan y piden fotos allá donde les llevamos. Incluso ellos mismos son los que se ofrecen a hacérselas muchas veces”.

(de izda a dcha) Roberto Chinchilla, Jesús Vidal y Jesús Lago en el set de Campeones

La película sin duda ha supuesto un cambio en la sociedad española, como un avance hacia la integración. “Ahora la gente ya nos mira normal. Antes si, antes nos miraban raro. Esta película ha aportado mucho a la gente” indicaba el actor. Campeones, bajo un velo de comedia, contiene numerosos mensajes, y es en si misma una representación de la realidad. Allende comentaba que: “Aunque suene a tópico, yo ya no sabría decirte qué es o que no es una discapacidad. En el personaje de Marco (Javier Gutierrez) lo que veo es desconocimiento y miedo, y cuando eso desaparece se ve una empatía natural. La discapacidad está en el ojo que les ve distintos”.

Al terminar el coloquio bajo un gran aplauso de todos los componentes del centro (y tras varias fotos con Jesús como recuerdo de su llegada), ambos fueron invitados a la sala de profesores. Una vez allí, acompañados de un catering y de la atenta mirada de todos los presentes, Jesús y Allende intercambiaron más anécdotas y preguntas. Para finalizar el evento y conmemorar su llegada, el CEPA Agustina de Aragón les hizo entrega de varios regalos en agradecimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí