Modo día

Oigan ustedes, amigos y no tan amigos, hoy me estreno en esta revista y espero no aburrirles. Me gustaría compartir unas ideas que rondan mi cabeza y que finalmente, han terminado cayendo al papel para que las lean.

Para empezar, una pregunta; ¿por qué las ideologías de izquierdas,  son impunes a sus errores? ¿Por qué nunca se equivocan? ¿Por qué tienen tan buena prensa siempre? Me refiero a su  falta de responsabilidad ante  errores actuales y los previos históricos; a su aparente buenismo; a su interpretación maniquea de la realidad; a su falta real de dialogo y pacto aunque de boca para fuera, se pavoneen  de todo lo contrario; a su eterno control del “relato” en provecho y beneficio propio.

¿Por qué es así? Mi padre que era muy listo, me decía “la casualidad no existe hijo”. En este caso,  barrunto que también pasa. Esto será  por algo y se puede investigar y difundir.

Estarán de acuerdo conmigo que la izquierda se basa en una serie de fórmulas doctrinarias y que su epicentro transita sobre la verdad abstracta de la igualdad de todos. “Todos somos iguales”, parecido al cristianismo. Como también pasa en esta religión, la sociedad queda dividida en  apóstoles y en rebaño, y el rebaño a la vez, en acólitos y disidentes. Se crean divisiones de la población, se polariza para conseguir conflictos; “Los buenos y los malos”. Los buenos son de izquierdas,  y el resto, sencillamente malos, si no son seducidos a la única verdad, se convertirán indefectiblemente en enemigos a batir, fachas sin solución de continuidad, monstruos, traidores, homófobos y xenófobos, en criminales. Ya tenemos a Maniqueo en todo su esplendor;  dos bloques, dos Españas, vaqueros e indios por fin bien definidos. Las clases sociales, están obsoletas y había que provocar nuevas diferencias que sean rentables a los intereses políticos para conseguir el poder.

La victoria absoluta solo se obtiene desde la izquierda y además, solo así es legítima, es la única legítima. Pero, ¿Piensan que todos somos iguales? La izquierda, nos iguala cercenando las posibilidades reales de mejora intelectual y tecnológica y se conforma con la mediocridad como  rasero de los mínimos más impresentables donde además, este grupo,  se siente más cómodo.

Además, se controla la educación y así se cambia a la sociedad del mañana; a sus hijos y a los míos también. Así nadie, sobresaldrá  del tiesto, es mejor parecerse por debajo que sobresalir por arriba y romper los techos de cristal de forma personal porque este objetivo, solo lo consiguen algunas personas y al hacerlo se diferencian del resto y esto no conviene, no es socialmente apropiado.

Los logros sociales, son más importantes que los personales.

La izquierda, transita por un hecho cultural indiscutible, su doctrina es  específicamente anti-moderna porque afirma que  el único  territorio político posible les pertenece en exclusiva; es “el famoso progresismo”, todo lo demás, debe ser eliminado, lo distinto no merece existir, la democracia solo es justa si es de izquierdas.

De ese sentimiento atávico se deriva una consecuencia muy fácil de comprender; se sienten superiores de quienes son distintos y de ahí manifiestan su supremacía cultural y política que se traduce en el control del lenguaje; la propaganda descontrolada sin atisbo de ética y el relato torticero de la realidad junto a su falta total de responsabilidad previa, olvidando las afrentas del pasado, su actitud en la Guerra Civil, su boicot a la República que le dio escusas a  Franco para actuar y pervivir durante 40 años de régimen dictatorial para morir en la cama lleno de cables mientras todos huían.

La izquierda, si se equivocó en el pasado, que se equivocó, lo debe de analizar y enseñar en las escuelas para aprender la lección. Pero en vez de esto, todos sus errores los justifican con sus elevadas intenciones sociales, con la protección del bien común,  con su buenismo inveterado. Si no, vean como maquillan su actual corrupción  sin pudor alguno,  mientras revientan al vecino por las migas en sus ojos justificando con descaro las vigas detrás de sus miopes gafas.  Y si algo molesta, se cambia la ley y punto.

De esta forma, España, será siempre un “Nuevo Sísifo” que está condenada a repetir siempre sus errores. Despidan a la transición porque es un espejismo, fue un perdón entre hermanos que nos permitió vivir sin polarizaciones, crecer y mejorar en calma mientras se daba carnaza a los separatistas par que estuvieran tranquilos y toleraran permanecer juntos. Hoy no es igual. Todos estaremos obligados a definirnos, a tomar partido, a polarizarnos.

Estas son las cuadernas principales sobre las que se ha construido el sentimiento político en nuestra nación promovido por Sánchez. Ha resucitado a las durmientes enterradas junto a Franco;  las dos Españas por fin vuelven a campar a sus anchas. Nos han vuelto a separar; yo no puedo hoy,  hablar de política con mi hija aunque la quiero hasta reventar, omitimos hacerlo para seguir queriéndonos sin problemas.

Quienes no deseamos una nueva guerra, deberíamos esforzarnos por reconducir la situación a escenarios de conversación, a encontrar soluciones. Con la premisa, que esto no supone ceder en lo que no se puede ceder; el respeto a la dignidad de la Ley, a la soberanía nacional, y a las  garantías mínimas de respeto a lo pactado con las correspondientes contraprestaciones. Para conseguir esto, lo que está claro que necesitamos es  más un punto y aparte que la continuidad en las políticas de separación y crispación auspiciadas desde la izquierda.

Más allá de los sentimientos, es la hora de la verdad, del realismo y de la lógica actitud de conocer nuestra historia sin aspavientos ni vejaciones y aprender las lecciones con naturalidad y sin sectarismo alguno. Además,  esforzarnos en suplir con cariño y buenos deseos, el profundo desasosiego y el infame dolor que nos causa la actual política y nuestros impresentables políticos.

¿Misión imposible?

Creo que Felipe VI debería presentarse a las elecciones, estoy convencido que conseguiría mayoría absoluta, los demás, se deberían retirar con Sísifo.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí