Modo día

¿Qué empresa diría que va a crecer más rápido en los próximos años: Apple o Domino’s Pizza? Por instinto, vemos a Apple como una empresa innovadora con la mirada puesta en el futuro e ideas perturbadoras, mientras que Domino’s Pizza funciona en un sector tradicional donde las oportunidades de crecer son limitadas. Pregunte a un alumno de máster recién graduado qué oferta de trabajo preferiría aceptar entre ambas empresas y apostaría a que podría predecir la respuesta con un 99% de seguridad.

En los últimos diez años, el rendimiento bursátil de Apple ha sido excepcional. Al año, las acciones han generado beneficios del 32%, de tal forma que 100 dólares invertidos en noviembre del 2008 valen hoy 1.640. No está mal.

Pero, en los últimos dos meses, las participaciones de Apple han perdido más de la cuarta parte de su valor. En parte, se debe a su propio funcionamiento, pero, principalmente, al escrutinio al que someten los reguladores y la sociedad en general a las plataformas digitales y a la preocupación por la privacidad y la seguridad. Sin embargo, refleja a grandes rasgos el hecho de que ya no se debería considerar a Apple una empresa de crecimiento innovador.

Precio de las acciones de Apple en los últimos cinco años. Google

El crecimiento de Apple durante la pasada década (y el consecuente rendimiento bursátil) refleja la rentabilidad de sus operaciones. En el último año, Apple ha declarado un margen de beneficios neto del 22,4%, en comparación con el escaso 10,6% de Domino’s Pizza. A fin de cuentas, la pizza es un bien de consumo difícil de vender a un precio alto y se encuentra en un mercado muy competitivo, mientras que Apple vende tecnología y goza de una posición de mercado relativamente dominante.

No obstante, si observamos más de cerca el rendimiento bursátil reciente de Apple, podremos ver que ha generado un escaso beneficio del 4,5% desde el 1 de enero de este año. Entre los años 2000 y 2010, su rentabilidad bursátil anual promedia se situaba alrededor del 55% al año (a pesar de la crisis económica) y, entre 2010 y 2017, sus acciones generaron un 24% anual de media.

Como empresa de crecimiento, se espera que Apple genere valor y beneficios; no ahora, sino en el futuro, porque es innovadora. La incapacidad de ofrecer resultados inmediatos no significa que las acciones de crecimiento (growth stocks) no resulten rentables. En su lugar, los inversores esperan que la cotización bursátil suba cuando lleguen los ingresos. Esto le otorga a Apple una importante relación precio/beneficio, lo que mide tanto la capacidad de una empresa para generar crecimiento como el precio de una acción: cuanto más paguen los inversores por ella, más creerán que sus beneficios crecerán en el futuro.

Y, por tanto, las empresas de crecimiento suelen ser caras por dos motivos: no generan beneficios y el mercado está dispuesto a pagar un alto precio por el valor futuro. En la actualidad, sectores como el farmacéutico, el tecnológico, el biotecnológico y el del software son industrias de crecimiento.

Por el contrario, las acciones de valor (value stocks) cotizan a múltiplos relativamente inferiores, pero generan un valor y una rentabilidad elevados hoy en día y, por consiguiente, dividendos más altos. En los mercados actuales, las acciones del tabaco, las aerolíneas y los seguros de vida son valores de primer orden.

Pregunte al mercado

Lo bueno de los mercados es que reflejan las oportunidades de futuro de las empresas con exactitud tras unificar la opinión de millones de inversores. Actualmente, el ratio precio/beneficio (PE) de Amazon se sitúa alrededor del 90. Para una acción promedia en un año medio (durante el último siglo), el ratio PE es de 15.

La valoración de Amazon refleja la percepción del mercado con respecto a que la empresa ofrecerá resultados extraordinarios en el futuro y, aunque esto resulta rentable hoy en día, aún se tiene que generar la mayor parte de su valor. En cambio, British American Tobacco cotiza a un ratio PE que ronda el 2 y es, no sorprendentemente, de las acciones más rentables del mercado, ya que recompensa a sus accionistas con un mayor dividendo.

Los mercados ofrecen una perspectiva importante sobre qué deparará el futuro de una empresa. Las innovaciones solo se juzgan a posteriori, cuando triunfan o fracasan, y la historia no reconoce aquellas que los clientes no han acogido satisfactoriamente. ¿Se acuerda de LaserDisc?

Reparto de pizza

Hoy en día, entre Apple y Domino’s Pizza, la que tiene mayores oportunidades de crecimiento es en realidad Domino’s, según el mercado. De hecho, a Apple se la debería considerar ahora como un value stock de primer orden, una acción con oportunidades de crecimiento dudosas, ya que actualmente su cotización ronda una relación PE de 15. Por el contrario, Domino’s cotiza a una relación PE de aproximadamente 30.

Precio de la acción de Apple frente al precio de la de Domino’s. Google

Y lo que es más interesante, desde mayo de 2010, la valoración de Apple se ha reducido a la mitad en relación con sus beneficios, lo que significa que ha experimentado una transición natural de empresa de crecimiento a acción de valor. Si tuviera que apostar por el futuro de ambas compañías, afirmaría sin dudar que una empresa que vende pizzas generará más valor a sus accionistas que Apple, sobre todo porque el sector de la comida rápida está explotando en China.

Los inversores se juegan dinero y este interés propio dirige las bases del mercado, donde se refleja el triunfo futuro y a largo plazo de una empresa. Por tanto, si quiere conocer el porvenir de una compañía, los mercados son el mejor lugar al que acudir.The Conversation

Arturo Bris, Professor of Finance, IMD Business School

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.