Modo día

 

¿Quién es Albert Rivera? Poco o nada se habla del joven príncipe de las altas esferas, invitado hasta al Club Bilderberg. El Napoleón de la nueva España, con sede en la Barceloneta y en Callao, que tanto era catalán y  español, el prometeico héroe de las encuestas, ha desaparecido por el foro. ¿Acaso, como un atizador dialéctico, todo su poder residía en la enemistad parlamentaria, en su existencia como “otro” alternativo a Rajoy y, desaparecido éste, languidece aquél? ¿Residía acaso el sentido de su existencia en ser una cotejo del rajoyismo, su otra cara más visible, como una maldición griega imperecedera? Parece que sí. Caído el gallego, el catalán ha quedado mudo. Rajoy y su quietismo, Rajoy y su presidencialismo, Rajoy y su ambigüedad, Rajoy y su inercia, Rajoy y sus silencios cómplices y Rajoy y el gregarismo acrítico de sus lacallos parecen haber muerto. Ahora el PP es una suerte de PSOE hiperprimarizado, un partido Demócrata o Republicano hiperbalotado, un 15-M sobreelectoral, un “Soviet” como criticaba Aguirre; un, en definitiva, concierto de bases competitivas luchando por una victoria electoral en ciernes. ¿Qué fue del PP arcaico, decisor vía dedazo del destino de miles de españoles? Con Rajoy fuera por la sentencia de Gürtel (que durante años esperaron y jamás ‘esperaron’) todo ha cambiado, como este mayo tormentoso que ha engendrago un junio seco. Rivera parecía estar cómodo con las contradicciones de Rajoy, con sus lapsos y su vejez lastrada; sin esos defectos mayúsculos y malllevados los matices no se aprecian tanto. Los españoles ahora tienen a un presidente joven y moderno, el desafío independentista parece estar en punto muerto y se respira una calma extraña. Parece que el caos o el miedo a PODEMOS alimentaba el árbol naranja. Sin tensión no hay tensión. Sin tensión el voto de Tabarnia puede volver al PSC, que parece cómodo de voto-refugio para mucha gente. Rivera tiembla. ¿Dónde está Rivera? ¿Quién es?

1 COMENTARIO

  1. Las últimas encuestas publicadas demuestran el retroceso de #Ciudadanos Su deriva electoral es directamente proporcional a la tensión que se genere en Catalunya.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here