‚ÄúEstoy vivo, que ya es mucho‚ÄĚ, declar√≥ hace unos meses Carlos Saura a ABC, tras el estreno de su √ļltimo trabajo:¬†Las paredes hablan, donde hace un recorrido por la Historia del arte. Una singular mirada¬†de c√≥mo ha ido evolucionando la relaci√≥n del arte con la pared como lienzo de creaci√≥n, ello desde las primeras revoluciones gr√°ficas en las cuevas prehist√≥ricas, hasta las manifestaciones vanguardistas del arte urbano.

Un Saura agarrado a su cámara durante ocho décadas, entre dos siglos.

El pasado 10 de este febrero/2023 fallec√≠a uno de los grandes nombres del cine espa√Īol, am√©n de pintor, fot√≥grafo o escritor. A Saura le debemos toda una generaci√≥n, una luz en el gris panorama del cine de los a√Īos cincuenta en delante del pasado siglo, hasta el final de la dictadura. Y luego m√°s, porque Saura fue grande entre los grandes de principio a fin.

Saura era un s√≠mbolo y sus pel√≠culas fueron un agujero en el sistema pol√≠tico creado por Franco. Por ese hueco se colaba la inteligencia y la visi√≥n de una nueva Espa√Īa alejada de la est√©tica de la dictadura. Como la censura vigilaba implacablemente cualquier producci√≥n cultural, Saura se ve√≠a obligado a recurrir a met√°foras talentosas y creativas para expresar lo que pensaba y a la vez, sortear a los censores con enorme talento.

Hab√≠a un p√ļblico que se identificaba con sus pel√≠culas, aunque la cr√≠tica oficial denostaba y despreciaba su cine en favor de otros directores m√°s afines al r√©gimen como Juan de Ordu√Īa o Rafael Gil.

Carlos Saura form√≥ parte del llamado ‚Äúnuevo cine espa√Īol‚ÄĚ junto a V√≠ctor Erice, Mario Camus, Mart√≠n Patino, Miguel Picazo, Julio Diamante, Jos√© Luis Borau o Jos√© Lu√≠s Cuerda, entre otros. Sus influencias cinematogr√°ficas ven√≠an de directores de las d√©cadas de los a√Īos 30, 40, 50 y 60 (Billy Wilder, William Wyler o John Ford).

Saura ha sido un director muy prol√≠fico: Los golfos (1959); La caza (1963); Peppermint Frapp√©, 1967; Ana y los lobos, 1973; La prima Ang√©lica, 1974; El amor brujo, 1986; Flamenco, 1995; Goya en Burdeos, 1999; Fados, 2007; Jota, de Saura, 2016, y as√≠ hasta 69 producciones.

Para este adiós referiré dos películas emblemáticas de él: la célebre, Cría cuervos (1975); y, Deprisa, deprisa (1981).

CR√ćA CUERVOS (1975)Una adulta Ana (Chaplin) se dirige a la c√°mara y rememora su infancia desde la muerte de su padre, hace 20 a√Īos. Ana se siente responsable, pues cree que su padre muri√≥ como consecuencia de haber ingerido un vaso de leche conteniendo una sustancia inocua que la ni√Īa consider√≥ veneno.

Ana es adulta y es ni√Īa tambi√©n en la pel√≠cula; ni√Īa de mirada profunda y melanc√≥lica (Torrent). Ella cree tener poder sobre la vida y la muerte de quienes le rodean, y cree adem√°s que posee la capacidad para invocar la presencia de su madre, muerta hace a√Īos. Ana extra√Īa a su madre e imagina verla frecuentemente.

Con la producci√≥n de El√≠as Querejeta y una direcci√≥n y guion excelentes de Carlos Saura, se construye este filme, una obra cimera del cine espa√Īol. 

Saura saca el m√°ximo partido a la interpretaci√≥n de los protagonistas, colocando la c√°mara en el sitio apropiado y retratando perfectamente cada rostro. Magn√≠fico trabajo de direcci√≥n de actores, que alterna brillantes escenas costumbristas.

Adem√°s, la pel√≠cula tiene toques surrealistas, como las escenas de las patas de pollo en el frigor√≠fico y otras. Tiene tambi√©n una excelente fotograf√≠a de¬†Teo Escamilla¬†y la m√ļsica es de varios autores, destacando el tema musical principal de t√≠tulo¬†Porque te vas, compuesto por¬†Jos√© Luis Perales, e interpretado por¬†Jeanette.

El reparto es de lujo. En primer lugar, por la ni√Īa Ana Torrent, que fue uno de los grandes descubrimientos del cine de los setenta, con una penetrante mirada interrogante al bies de la c√°mara. Geraldine Chaplin, en su doble papel de madre e hija est√° superlativa.

M√≥nica Randall de maravilla y convincente. La enorme actriz y mujer que fue Florinda Chico luce aqu√≠ en todo su esplendor de criada. H√©ctor Alterio cumple en su papel de padre militar, fascista y mujeriego.

Pel√≠cula rodada el a√Īo de la agon√≠a y muerte del dictador. Y es curioso, pues el filme habla, en la simbolog√≠a de sus personajes, de la dictadura (militar facineroso, madre abnegada, t√≠a connivente, ni√Īa amedrentada…); y lo hace tambi√©n en la sem√°ntica de esa antigua casona detenida en el tiempo, opresiva, un ambiente del que nunca se sale.

Y, en fin, en otros muchos detalles se refiere la dictadura para acabar el filme abriendo las puertas de la casa, saliendo los ni√Īos al mundo exterior, el inicio de las clases, caminar hacia la escuela: es una secuencia liberadora y prometedora, para las ni√Īas en un primer sentido; y liberadora tambi√©n para la Espa√Īa que dejaba atr√°s el franquismo gris y opresor.

Pero lo que realmente ¬ęcarga¬Ľ de fuerza la cr√≠tica del filme es la presencia de Ana: la ni√Īa Ana Torrent, con apenas ocho a√Īos, su mirada infantil se convierte en un prisma que denuncia sin tapujos el comportamiento de los mayores: grandes y expresivos ojos negros, pero, sobre todo, su actitud rebelde y desafiante ante el mundo de los adultos.

Ana est√° obsesionada con la muerte, su madre ha muerto, ella culpa a su padre de ello e incluso cree que ella misma ha matado a su padre envenen√°ndolo; Ana padece y repudia las reglas de la casa. De otro lado, Saura no es lineal en el relato, hace hablar a la Ana adulta sobre la farsa del para√≠so infantil:¬†¬ęNo creo en el para√≠so infantil, ni en la inocencia, ni en la bondad natural de los ni√Īos¬Ľ, llega a decir la Ana adulta en la pel√≠cula, y hace saltos hacia el pasado, a las infidelidades de su padre de las que Ana fue testigo, o los momentos tiernos con su madre.

En cualquier caso, la pel√≠cula puede verse de muchas maneras y todas excelentes. Ya sea como una declaraci√≥n ideol√≥gica o como la historia entra√Īable de una ni√Īa en su encuadre familiar.

Una obra de gran fuerza, inteligente y que encierra matices muy diversos. Por eso no está de más verla varias veces, pues en cada visionado uno recupera y descubre elementos, detalles, gestos o diálogos esclarecedores. Y la sensación de haber visionado una de las grandes películas de nuestro cine, una película llena de lirismo y de denuncia. Lo mejor en la filmografía de un Saura genial.

Y para acabar, la letra de la canci√≥n principal que la ni√Īa Ana escucha varias veces a lo largo de la pel√≠cula. Canci√≥n de Jos√© Lu√≠s Perales cantada por Jeanette, cuya letra no fue elegida al azar por Saura: describe las tristes consecuencias y efectos que sobre una persona tiene saber la inminente partida de otra, describiendo los estados an√≠micos que suelen emerger en alguien que debe enfrentar la separaci√≥n de su objeto amado. La canci√≥n fue todo un √©xito.

Porque te vas

Hoy en mi ventana brilla el sol
Y un corazón se pone triste
Contemplando la ciudad
Porque te vas

Como en cada noche desperté
Pensando en ti
Y en mi reloj todas las horas vi pasar
Porque te vas

Todas las promesas de mi amor se ir√°n contigo
Me olvidar√°s, me olvidar√°s
Junto a la estaci√≥n yo llorar√© igual que un ni√Īo
Porque te vas, porque te vas

Bajo la penumbra de un farol se dormir√°n
Todas las cosas que quedaron por decir se dormir√°n
Junto a las manillas de un reloj esperar√°n
Todas las horas que quedaron por vivir, esperarán (…)

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=Q5elSi_04pM

DEPRISA, DEPRISA (1981). Pel√≠cula de quinquis y cr√≠tica social rodada por Carlos Saura con actores aficionados, j√≥venes adolescentes tomados de los bajos fondos como los que trata el filme. Gan√≥ el Oso de Oro en el Festival de Cine de Berl√≠n.

En esta obra, Saura vuelve a los ambientes de delincuencia y marginados en todo sentido, e incluye a varios muchachos: Pablo, El MecaEl Sebas y √Āngela, que desean escapar de una realidad muy dif√≠cil en la que viven. Para ello necesitan dinero. Pero trabajar es de ¬ępringados¬Ľ.

Los personajes quieren autos, droga, piso, electrodom√©sticos, es por ello por lo que van ¬ędeprisa, deprisa¬Ľ, para conseguir la¬†guita¬†r√°pidamente en alg√ļn atraco, huir y disfrutar del bot√≠n; y tambi√©n la cosa de vivir deprisa, apurando el riesgo y sabiendo que al final les espera la muerte.

Corr√≠a el a√Īo 1981 cuando se rod√≥ la pel√≠cula, a√Īos en los que la delincuencia estaba vinculada al tr√°fico y consumo de estupefacientes. Una aut√©ntica pandemia y una preocupaci√≥n para los ciudadanos, establecimientos (farmacias, joyer√≠as, etc.) y para el propio Gobierno, cuya polic√≠a procuraba poner orden en un caos que inclu√≠a las matanzas de ETA.

Tambi√©n, la ca√≠da del dictador en 1975 relaj√≥ las costumbres, de manera que estos muchachos viv√≠an, adem√°s de momentos de dificultad econ√≥mica y social, un instante hist√≥rico de ¬ęlibertad¬Ľ, y a veces, la libertad del ¬ętodo vale¬Ľ.

La droga era com√ļn en aquellos ambientes; droga que mataba, hero√≠na esencialmente, am√©n de alcohol y hach√≠s. Muchachos sin formaci√≥n, abocados al fracaso escolar, sin trabajo y empujados a la delincuencia.

Saura hace una magnífica dirección y saca un buen partido del reparto actoral de aficionados con los que trabajó. El guion de Blanca Astiasu, basado en una historia del propio Saura, está muy bien construido, con diálogos ocurrentes acordes a la realidad que narran.

Acompa√Īa m√ļsica flamenca, plan rumbas de Los Chichos o Lole y Manuel que por aquel entonces triunfaba. La fotograf√≠a de Teo Escamilla arropa la acci√≥n y las escenas trepidantes.

Esta pel√≠cula sigue vigente, entre otras por la verosimilitud que da ser interpretada por j√≥venes delincuentes y actores aficionados. El protagonista falleci√≥ a los diecisiete a√Īos por sobredosis de hero√≠na. La actitud, el comportamiento desconcertante, la mirada magn√©tica y el bello rostro de Berta Socu√©llamos consigue fascinar.

Esta pel√≠cula es un cuasi documental que retrata la atm√≥sfera de post dictadura que a√ļn ten√≠a sus secuelas de desconcierto, de indolencia y de enfermedad moral inoculada por tantos a√Īos de manu militari.

Tr√°iler: https://www.youtube.com/watch?v=9evKFOJW6s4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.